ViveSegur

CONÉCTATE A UNA VIDA SEGURA

Venta de Alarmas para hogar o segunda vivienda
Especialistas en PowerMax PRO de Visonic

ASISTENCIA INMEDIATA
902 555 091

ASISTENCIA INMEDIATA

bienvenido al mundo
de la seguridad y el confort

relájate.... nosotros cuidamos de ti

Con la fiabilidad de un líder en seguridad

  • Productos para seguridad y confort en el hogar
  • Alarmas conectadas con central de alarmas las 24 horas del día
  • Sistema integrado de seguridad y dómotica
  • Posibilidad de teleasistencia y televigilancia
DistribuidoresDistribuidores

Encuentre su
distribuidor
vivesegur

¿Desea ser distribuidor de vivesegur?

¿Desea ser distribuidor autorizado de ViveSegur? Descubra las ventajas de ofrecer la solución de seguridad líder del mercado.

Productos relacionados

   Incendios

Cómo prevenir incendios en el hogar

Recomendaciones Generales

Hay algunas recomendaciones que pueden reducir significativamente los riesgos de incendio en el hogar, y también a disminuir el riesgo de lesión en el caso de que el incendio se produzca:

  1. Instalar un detector de humo con alarma en cada piso de la casa. Probarlo al menos dos veces al año. Probar la batería del detector una vez al mes, nunca quitarla para usarla en otro lado, y reemplazarla una vez al año. Renovar el detector cada 10 años. Estos detectores duplican las estadísticas de supervivencia en caso de incendio.
  2. Tener un extintor, saber cómo usarlo, y haberlo practicado. El uso correcto del extintor consta de cuatro pasos:
  3. Tirar del cierre de seguridad
  4. Apuntar a la base del fuego
  5. Apretar el gatillo
  6. Mover el chorro de lado a lado y de atrás a adelante
  7. Si se usan calefactores eléctricos, situarlos al menos a 1 metro de material combustible; no usar cables alargadores excepto si es absolutamente necesario (en esos casos, mantenerlos desenrollados y no cubrirlos con alfombras ni otros elementos); no usarlos para secar ropa o calzado.
  8. No sobracargar los enchufes eléctricos.
  9. No colocar ni guardar utensillos de plástico encima del horno.
  10. No usar prendas de manga larga al cocinar. Pueden prenderse fuego, o volcar  recipientes y provocar quemaduras.
  11. Mantener encendedores y cerillas fuera del alcance de los niños. No estimular su curiosidad hacia estos elementos.
  12. Al vaciar los ceniceros,  comprobar bien que su contenido esté perfectamente apagado.
  13. Cuando sea posible, utilizar tapicería con materiales resistentes al fuego. Controlar siempre la tapicería después de que se hayan sentado fumadores. No colocar ceniceros en los apoyabrazos.
  14. No fumar en la cama. Es una causa importante de muerte por incendios en el domicilio.
  15. Alejar las estufas hasta al menos 1 metro de la cama. No secar ropa o calzado sobre ellas.
  16. Al comprar ropa, optar por materiales de difícil combustión, como 100% poliester, nylon, lana o seda.
  17. Por las mismas razones que lo anterior, preferir ropa que no deba sacarse por la cabeza. La rapidez al quitarse la ropa incendiada reduce la seriedad de las lesiones.
  18. Tomar precauciones especiales al almacenar líquidos inflamables como gasolina, acetona, benceno, alcohol, aguarrás, cemento de contacto y querosén. El más peligroso es la gasolina.
  19. Enseñar estas medidas a todos los que viven en la casa.

Tipos de fuego

  1. Clase A, los que se producen por combustibles comunes como madera, papel, goma y plásticos varios.
  2. Clase B, los que son resultado de la combustión de líquidos inflamables como gasolina, aceite, alquitrán, pinturas a base de aceite, laca y gases inflamables.
  3. Clase C, los que implican un equipo electrificado como cables, cajas de fusibles, llaves térmicas, máquinas y utensillos eléctricos.

Cada extintor indica en su folleto identificativo para qué tipos de fuego se puede usar.

Incendio y personas mayores

Los incendios que involucran a personas mayores se dan típicamente en dos escenarios:

  1. La persona fuma en un asiento mullido bajo los efectos de medicación, stress o fatiga; las cenizas o el mismo cigarrillo caen sobre el asiento, que se prende fuego a las 2 a 4 horas, habitualmente cuando la persona ya se ha ido a dormir.
  2. Por combustión de ropas, sobre todo al cocinar o al contacto con elementos de calefacción.

Cómo actuar en un incendio

  1. Abandonar el edificio lo más rápido posible. Esto parece obvio, pero mucha gente retrasa la huida por rescatar algunas de sus pertenencias más preciadas.
  2. Usar escaleras en vez de ascensores.
  3. Al evacuar, moverse lo más bajo posible. El humo y los gases tóxicos tienden a subir con el calor.
  4. Taparse la boca con ropa para inhalar menos humo y gases.
  5. Cerrar las puertas por las que se atraviesa para retrasar todo lo posible el avance del fuego.
  6. Si se está en una habitación con la puerta cerrada y sale humo por debajo de la puerta o ésta está caliente, no abrirla; abrir una ventana.
  7. Si no sale humo por debajo de la puerta y no está caliente, abrirla lentamente: si hay demasiado humo o fuego en el exterior, cerrarla rápido.
  8. Llamar a los bomberos sólo después de abandonar el edificio.
  9. Si se prende fuego la ropa, no correr: tirarse al suelo, taparse la cara con las manos, y rodar sin parar para ahogar las llamas.
  10. Enseñar cómo actuar en un incendio a todas las personas que viven en la casa.

Plaza de Altozano, nº3. 02001 Albacete (España)